La situación actual de los recursos hídricos en Colombia

En la actualidad se considera que para el año 2050 los páramos en Colombia habrán desaparecido en un 60 %. La disminución del recurso hídrico ha sido causada por la deforestación, la ampliación de la frontera agrícola y, como si fuera poco, el desplazamiento de las comunidades.

Es realmente increíble este pronóstico teniendo en cuenta que el país es uno de los más ricos en recursos hídricos dentro del planeta. Pero a pesar de lo anterior, Colombia tiene territorios con ecosistemas tendientes a desaparecer.

Entre los motivos más importantes se encuentra la tala de los bosques andinos, de igual manera la evidente transformación de los páramos debido a la ampliación de la frontera agrícola, el desplazamiento de las personas hacía la parte alta de las montañas y la contaminación, entre otros.

Papel determinante de la industria

Las grandes empresas dedicadas a la producción industrial, tienen que ver mucho con esta situación. El papel es determinante por la oferta y demanda del líquido.

Hablando en cifras

A nivel nacional la demanda hídrica alcanza 35.987 millones de metros cúbicos (m³); el sector agrícola usa 16.760,33 millones de m³.

Debe tenerse en cuenta que Colombia es un país con una producción agrícola importante y este sector es el que más consume agua durante sus procesos, no por nada se le atribuye un gasto porcentual equivalente a un 46,6% del total del agua que se utiliza en el país.

Por otro lado, el uso para generación de energía consume el 21,5 %, mientras que el sector pecuario el 8,5 % y el uso doméstico con el 8,3 %.

Aunque la importancia del líquido es notable, no es suficiente para concientizar a los colombianos quienes toman una posición despreocupada, quizá por el poco conocimiento que tienen sobre los procesos ambientales y ecológicos.

Sector minero

Dentro de los residuos más perjudiciales para el agua se encuentran los usados en la industria minera.   Es así como productos tan contaminantes como el mercurio llegan a mezclarse con ríos y cuencas sin el menor tipo de tratamiento. Además, es preocupante la deforestación necesaria para extraer los minerales.

Sin embargo, se intenta que muchos de los procesos de los que se requiere la utilización de contaminantes se realicen en circuitos cerrados. Allí, las soluciones son reutilizadas de manera continua y en caso de ser necesario, son tratadas en plantas que eliminan la contaminación antes de volver a su medio natural.

Share This Story, Choose Your Platform

Write a Comment